Skip to content

Download E-books Sobre el arte contemporáneo / En La Habana PDF

By César Aira

Dos lúcidos y locuaces ensayos que abordan el proceso de creación artística en el campo de los angeles literatura y de las artes visuales, así como el lenguaje que se esconde detrás de las piezas de museo.

Los dos ensayos que integran este volumen fueron escritos con una década de diferencia. Sobre el arte contemporáneo es los angeles alocución con los angeles que César Aira inauguró el congreso Artescritura, que tuvo lugar en Madrid en 2010 y que se proponía como objetivo superar l. a. brecha que separa a escritores y a artistas visuales. En l. a. Habana, en cambio, parte de un recorrido por l. a. casa museo del escritor Lezama Lima, realizado durante una visita a Cuba en el año 2000, y desemboca en una crónica del viaje por los museos de los angeles ciudad y los objetos que allí se exponen.

Estos dos imponentes textos de uno de los autores clave de las letras hispanas vuelven a incidir en algunos de los temas predilectos de Aira: l. a. relación entre arte y literatura, el proceso de creación, el arte de lo incompleto y, en definitiva, los angeles veracidad de los angeles escritura.

Show description

Read or Download Sobre el arte contemporáneo / En La Habana PDF

Best Art books

I Love Kawaii

Kawaiiiiiiiiiii desu! Moveover Powerpuff ladies, step apart hi Kitty, get outof the way in which Rilakkuma—here come the cutest newcreations from Japan’s most sensible artists in i like Kawaii,a vibrant and bubbly advisor to today’s such a lot innovative and cute Kawaii artwork. amassed through the prestigious Kawaiiartist Charuca, i like Kawaiishowcases web page after web page of lovely, colourful creations.

The Rhythm of Thought: Art, Literature, and Music after Merleau-Ponty

Among current and earlier, obvious and invisible, and sensation and concept, there's resonance—so thinker Maurice Merleau-Ponty argued and so Jessica Wiskus explores within the Rhythm of concept. retaining the poetry of Stéphane Mallarmé, the work of Paul Cézanne, the prose of Marcel Proust, and the song of Claude Debussy lower than Merleau-Ponty’s phenomenological mild, she bargains leading edge interpretations of a few of those artists’ masterworks, in flip articulating a brand new point of view on Merleau-Ponty’s philosophy.

Irrational Man: A Study in Existential Philosophy

Widely known because the best definition of existentialist Philosophy, this ebook brought existentialism to the USA in 1958. Barrett discusses the perspectives of nineteenth and twentieth century existentialists Kierkegaard, Nietzsche, Heidegger, and Sartre and translates the impression in their pondering on literature, artwork, and philosophy.

The Courage to Create

"Extraordinary, clever, and hopeful. .. approximately poetic meditations. "―Boston Globe What if mind's eye and artwork aren't, as many people may well imagine, the frosting on existence however the fountainhead of human adventure? What if our good judgment and technology derive from paintings kinds, instead of the wrong way round? during this trenchant quantity, Rollo may perhaps is helping we all locate these inventive impulses that, as soon as liberated, supply new probabilities for fulfillment.

Extra resources for Sobre el arte contemporáneo / En La Habana

Show sample text content

Salió otra señora, que outcomeó ser los angeles directora del Museo. Me hizo pasar a una salita vacía donde dormía una pareja de jóvenes negros sobre un banco. Entreabrieron un ojo para mirarme pero no se movieron. los angeles señora me llevó al cuarto contiguo, también desnudo salvo por una mesa y una silla. Ahí le pagué tres dólares, dos por l. a. admisión, uno por l. a. visita guiada, que me haría ella misma. Este sitio donde estábamos period el segundo departamento de l. a. planta baja, que el Estado ha adquirido para usar como oficinas y depósitos del Museo, después de comunicarlo con el otro y tirar l. a. pared que dividía el patio por l. a. mitad. los angeles recorrida no pudo llevar más que unos minutos, entre cinco y diez, aun contando los discursos memorizados de los angeles guía. No había tanto para ver: los muebles son dudosos, los cuadros no son muy buenos, hay unas vitrinas con libros (pero l. a. biblioteca de Lezama l. a. donó l. a. viuda a l. a. Biblioteca Nacional) y los angeles mitad de los cuartos, que son cinco más un pasillo (la sala, el dormitorio de los angeles madre, el dormitorio del poeta, el baño, el estudio y el comedor) están vacíos y se los adorna con deplorables cuadros donados por jóvenes pintores. Todo es pequeño, minúsculo, de casa de muñecas. En overall el departamento no debe de tener más de cuarenta metros cuadrados. El patio, un diminuto cuadrado con una marca por l. a. mitad donde estaba l. a. pared divisoria, es un pozo oscuro al que dan las cocinas y lavaderos de los departamentos superiores, que parecen superpoblados. En uno de ellos, allá arriba, estuvo cantando un gallo todo el tiempo que duró mi visita. Los pisos de todos los cuartos y del patio son de baldosas con dibujos verdes y rojos. En las paredes, en todas, descomunales manchas de humedad que han hecho saltar los angeles pintura y hasta el revoque: �La humedad es invencible —me dijo l. a. guía—, hagamos lo que hagamos vuelve siempre, como el espíritu mismo del Maestro». No se diría que hacen mucho, pero los angeles thought es poética. Si quisiera ser ingenioso, podría decir: �¿Qué es lo que más me gustó de l. a. casa de Lezama? l. a. humedad». (Haría pendant con los angeles famosa respuesta iconoclasta de Cocteau a los angeles encuesta �Qué salvaría del Louvre en un incendio»: el fuego. ) Lo que más me gustó, hablando en serio, fueron los objetos que había sobre las bibliotecas. los angeles guía me los fue señalando: todos aparecen en un pasaje u otro de Paradiso: el cofre alemán, el biscuit francés firmado («Baudry: fue una compra de los angeles señora Augusta»). Y en un rincón del recibidor, sobre un estante, un objeto verdaderamente maravilloso: �Es el vaso danés, que aparece en Paradiso en un episodio importante: al niño Cemí se le cae al suelo y se rompe. Seguramente a Lezama se le cayó, porque tiene una rotura». No vi l. a. rotura: debía de estar en l. a. parte de atrás y por supuesto no me atreví a tocarlo. El vaso es pequeño, de unos veinte centímetros de alto y cinco de diámetro en los angeles base; se va angostando hacia arriba; es de esos floreritos para una sola flor. Es verde, y a cierta distancia parece moteado, pero visto de cerca tiene un dibujo abigarrado y minucioso, todo en finas líneas verdes sobre blanco, de casas, árboles, calles, vehicles, in every single place, tan detallado que se ve el número de ventanas de cada casa, las hojas de cada árbol, l. a. marca y el modelo de cada car, los postes de luz, el empedrado de las calles piedra por piedra, todo dentro de los milímetros.

Rated 4.93 of 5 – based on 20 votes