Skip to content

Download E-books Soy Zlatan Ibrahimovic PDF

By David Lagercrantz, Zlatan Ibrahimović

Esta autobiografía es una espectacular visión de los angeles vida de un genio desde las entrañas de una gran estrella mundial.

Temerario, ostentoso, desequilibrado, no importa cómo le llamen, Ibra es una de las grandes estrellas mundiales del fútbol que ha jugado en los angeles mayoría de los grandes equipos de elite internacional.

Yo soy Zlatan Ibrahimovic es los angeles historia del futbolista conocido en el mundo entero como Ibra. l. a. historia desde adentro de su conflictiva infancia en los barrios peligrosos de Malmö, Suecia, y su lucha en contra de todas las probabilidades de éxito que le rodearon. En esta autobiografía encontrarán su trayectoria, sus escándalos y su relación con otras estrellas mundiales como Ronaldo, Ronaldinho, Vieira y Lionel Messi.
Con sus propias palabras, Ibra nos cuenta su etapa en el Malmö FF, sus conflictos durante su etapa en el Ajax, su traspaso a l. a. Juventus, el gran éxito cosechado en Italia, pero también los escándalos que casi terminan con su carrera profesional. Conoceremos también sus triunfos en el Inter de Milán, su relación con Mourinho y un recuento de sus goles más famosos e importantes.

«Tremenda... Mucho más que las típicas Memorias de un deportista. los angeles historia de crecimiento own de un hijo de inmigrantes en Suecia. Ibra no se deja nada cuando vierte sus opiniones de los nombres más importantes del fútbol mundial.» Sports Illustrated

«Repleto de talento. Repleto de historias. Soy Zlatan Ibrahimovic es un bombazo.» The long island Times

Y por primera vez en los angeles historia, lo que realmente sucedió entre Ibra y Pep Guardiola en el F.C. Barcelona

Show description

Read Online or Download Soy Zlatan Ibrahimovic PDF

Similar Biography books

George W. Bush and the Redemptive Dream: A Psychological Portrait (Inner Lives)

George W. Bush is still a hugely arguable determine, a guy for whom thousands of american citizens have very robust emotions. Dan McAdams' publication deals an astute mental portrait of Bush, one of many first biographies to seem for the reason that he left place of work in addition to the 1st to attract systematically from character technological know-how to research his existence.

Mark Rothko: Toward the Light in the Chapel (Jewish Lives)

Mark Rothko, one of many maximum painters of the 20 th century, used to be born within the Jewish light of payment in 1903. He immigrated to the USA at age ten, taking with him his Talmudic schooling and his thoughts of pogroms and persecutions in Russia. His integration into American society all started with a chain of painful studies, in particular as a scholar at Yale, the place he felt marginalized for his origins and eventually left the college.

Kerouac: A Biography

Now that Kerouac's significant novel, at the street is approved as an American vintage, educational critics are slowly commencing to meet up with his experimental literary equipment and look at the dozen books comprising what he referred to as 'the legend of Duluoz. ' the vast majority of his books were in print across the world because his dying in 1969, and his writing has been found and loved by means of new readers through the global.

Five Families: The Rise, Decline, and Resurgence of America's Most Powerful Mafia Empires

For part a century, the yank Mafia outwitted, outmaneuvered, and outgunned the FBI and different police corporations, wreaking exceptional damages to America's social cloth and enterprise businesses whereas rising because the nation's so much bold crime empire. the leading edge of this legal juggernaut remains to be led by way of the Mafia's so much powerful and biggest borgatas: New York's 5 households.

Extra resources for Soy Zlatan Ibrahimovic

Show sample text content

Les grité a todos que eran una mierda, que esa forma de jugar al fútbol period una mierda, que todos eran unos inútiles y que me iba a pasar al hockey sobre hielo. «El hockey es mucho mejor, idiotas. Voy a ser profesional de hockey. ¡Que os den! » Se había acabado. Investigué todo lo que pude sobre el hockey y pensé: «¡Mierda! ». Se necesitaban un montón de cosas. Un traje protector adecuado costaba una fortuna. Así que lo único que podía hacer period ponerme a trabajar en serio y seguir con esa porquería de fútbol. Dejé de ser el portero, me pusieron en los angeles delantera y jugué de maravilla. Un día teníamos un partido y no aparecí. Todo el mundo gritaba: «¿Dónde está Zlatan? ¿Dónde está Zlatan? ». Faltaban pocos minutos para que empezara; estoy seguro de que el entrenador y mis compañeros querían estrangularme. «¿Dónde está? ¿Cómo es posible que no haya venido a un partido tan importante? ». Entonces se fijaron en un tipo que pedaleaba como un loco en una bicicleta robada y que iba directo hacia el entrenador. ¿Iba aquel majara a estrellarse contra él? No, derrapé en l. a. gravilla justo delante de él y salté al campo inmediatamente. Seguro que el entrenador estaba furioso. Le entró polvo en los ojos y le salpiqué de barro, pero me dejó jugar… e imagino que ganamos. Éramos un buen equipo. En otra ocasión, me regañó por alguna tontería y estuve en el banquillo toda l. a. primera parte. Nuestro equipo perdía 4-0 ante una banda de esnobs de Vellinge. Éramos los niños morenos contra los pijos; l. a. tensión se cortaba en el aire. Me enfadé tanto que estaba a punto de explotar. ¿Cómo period posible que aquel idiota me tuviera en el banquillo? —¿Eres tonto? —le dije al entrenador. —Tranquilo, entrarás enseguida. Salí en el segundo tiempo y marqué ocho goles. Ganamos 8-5 y me reí de los niños ricos. Y, sí, jugué muy bien. period un jugador muy técnico. En el campo de fútbol que había cerca de casa de mi madre me había convertido en un maestro a l. a. hora de hacer jugadas inesperadas en espacios muy reducidos. Aun así, me molesta los angeles gente que va por ahí diciendo: «Enseguida me di cuenta de que Zlatan iba a ser muy especial, bla, bla, bla. Le enseñé prácticamente todo lo que sabe hacer. period mi mejor amigo». Son tontadas. Nadie dijo nada. Al menos no tanto como lo que cacarearon luego. Ningún membership importante llamó a mi puerta. period un mocoso. No oí: «Deberíamos ser amables con ese pequeño talento». Más bien fue: «¿Quién ha dejado jugar al moreno? ». Pero entonces también period inconstante. Podía marcar ocho goles en un partido y no conseguir ninguno en el siguiente. Me juntaba mucho con un chico llamado Tony Flygare. Teníamos el mismo profesor en las clases comunitarias de sueco. Sus padres eran de los Balcanes y también period un tipo duro. No vivía en Rosengård, pero sí muy cerca, en l. a. calle Vitemöllegatan. Habíamos nacido el mismo año, aunque él en enero y yo en octubre, y se notaba. Él period más grande y fuerte, y estaba mejor considerado que yo como jugador de fútbol. Llamaba l. a. atención («¡Vaya jugador! », decían); me hizo sombra un tiempo.

Rated 4.79 of 5 – based on 50 votes